Las lluvias inesperadas de Agosto nos han recordado que es el momento de impermeabilizar y reparar las cubiertas para evitar filtraciones de agua. Mejor no esperar a que caiga la del pulpo, por lo que hoy os mostramos varias formas de evitar las temidas goteras, así como repararlas.

Lo primero será identificar donde puede haber una filtración de agua, por lo general hasta que no aparecen manchas no percibimos el problema, si bien, hemos de revisar periódicamente los siguientes puntos donde pueden haber fugas o filtraciones de agua:

  • Cimentaciones y sótanos
  • Losas de pisos
  • Cisternas, tanques y albercas
  • Muros y fachadas
  • Áreas húmedas y jardineras
  • Techos y cubiertas

Si queremos prevenir males futuros, lo mejor es empezar por una correcta impermeabilización, y para ello, os presentamos los dos principales métodos para aislar:

 

1/ IMPERMEABILIZACIÓN ACRÍLICA

El Sistema de impermeabilización acrílica se puede aplicar en cualquier época del año. Su elasticidad lo hace resistente a los movimientos estructurales en las azoteas, evitando la aparición de grietas en la superficie.

image001

 

FORMA DE EMPLEO:

  1. Preparación y limpieza de la superficie
    image004
  2. Imprimación sobre la superficie previamente limpia y seca, aplique con brocha o rodillo una capa de ELASTON PRIMARIO diluido con 3 partes de agua para superficies lisas se recomienda diluir 5 partes de agua por una de sellador.image005
  3. Calafateo: Localice y selle grietas, juntas, oquedades y chaflanes con ELASTON CEMENTO ACRILICO por medio de espátula.
  4. Aplicación del impermeabilizante

 

2/ REHABILITACIÓN E IMPERMEABILIZACIÓN CON POLIURETANO

El Poliuretano ha demostrado ser una solución altamente eficiente a la hora de impermeabilizar. Para empezar tiene mayor elasticidad que el caucho ( + 900% frente a 340% ), teniendo un acabado brillante y con una dureza mucho mayor que la del otro material.

image007

Además es mucho más resistente al sol, que hace que mantenga estables el color, sin desgastarse en la percepción a lo largo del tiempo, no degradándose por los efectos atmosféricos, manteniendo iguales sus características desde el primer día. Otra ventaja del poliuretano para las impermeabilizaciones es que es transitable, permitiendo el tráfico peatonal ligero, eso sí, para ello hay que tener en cuenta el grosor de la lámina.

También resiste al agua estancada, ya que, al ser base poliuretano, hace que sea perfecta su resistencia a la misma, pudiendo aplicarla incluso en pozos y depósitos, siempre y cuando tenga el certificado de potabilidad.

 

3/ MEMBRANA SINTÉTICA DE POLIVINILO DE CLORURO (PVC)

Membrana sintética de Polivinilo de Cloruro (PVC) de primera calidad, de 1,5 mm de espesor, para la impermeabilización de cubiertas.

image019

 

  • Ventajas
    • Excelente flexibilidad a bajas temperaturas
    • Ninguna tensión en el momento de la producción
    • Alta estabilidad dimensional
    • Alta permeabilidad al vapor de agua
    • Soldabilidad con aire caliente
    • No hay riesgo de laminación o filtraciones de agua
    • Material reciclable

 

  • Usos recomendados
    • Balcones
    • Terrazas
    • Cubiertas verdes
    • Cubiertas de uso público
    • Cubiertas con acabado duro para uso público
    • Para impermeabilizaciones no expuestas
    • Excelente flexibilidad a bajas temperaturas
    • Ninguna tensión en el momento de la producción
    • Alta estabilidad dimensional
    • Alta permeabilidad al vapor de agua
    • Soldabilidad con aire caliente
    • No hay riesgo de laminación o filtraciones de agua
    • Material reciclable

 

 

REPARACIÓN CUBIERTAS

Las humedades que se producen cuando filtra el agua desde las cubiertas, terrazas, terrados, etc… Por causa de la lluvia o el riego, el agua que va filtrando por el forjado se manifiestan en los techos; estas humedades son una mancha clara que si pasa mucho tiempo acaba siendo una perforación por debajo, en el techo con el consiguiente peligro de corrosión del forjado y el envejecimiento más rápido de la estructura del edificio perdiendo su resistencia.

Es importante tener en cuenta que los daños y perjuicios económicos que puede causar una cubierta en mal estado pueden llegar a ser muy importantes. Todas las cubiertas, ya sean de empresas, organismos y particulares, requieren de una renovación de la impermeabilización con el transcurso del paso del tiempo, si bien, hay ocasiones que no se pueden evitar y sólo podemos reparar los daños, a continuación os presentamos una serie de métodos para reparar las cubiertas según su superficie:

 

1/ REPARACIÓN CUBIERTAS INCLINADAS

Al rehabilitar cubiertas inclinadas, se debe actuar encima de la impermeabilización antigua si es posible y si son compatibles los materiales. En caso contrario debe renovarse la actual impermeabilización, siempre acabando con las filtraciones de agua y solucionando las goteras.

image011

 

2/ REPARACIÓN CUBIERTAS CON GRAVA

En las cubiertas acabadas con grava en primer lugar debe de retirarse ésta por zonas para evitar sobrecargas y cambiando la antigua impermeabilización. Las cubiertas acabadas con grava no son transitables. El espesor medio aconsejable es de 3 a 5 cm. para no cargar demasiado peso sobre la cubierta. Se pueden colocar pasillos de tránsito para el mantenimiento de los aparatos existentes en las cubiertas, sobre todo en industrias. Igualmente, para este tipo de impermeabilizaciones siempre deben de utilizarse materiales y sistemas homologados en el mercado europeo, que garanticen la normativa vigente.

image013

 

3/ REPARACIÓN DE FILTRACIONES DEL AGUA POR CAPILARIDAD

Las humedades en paredes se manifestaban en forma de desconchados de la pintura y degradación del revoco. La humedad llegaba hasta metro y medio de altura.

image015

image017

Actualmente, el mercado ofrece dos soluciones de eficiencia y durabilidad contrastadas: el tratamiento por inyecciones químicas y el tratamiento por electroósmosis. Ambas se basan en el mismo principio, conseguir que el agua que intenta ascender por los muros sea repelida desde los propios muros. Una vez efectuado el tratamiento por cualquiera de estas dos vías, es imprescindible llevar a cabo el picado y revocado de los muros.

 

Como ya se sabe, más vale más prevenir que curar, por lo que os invitamos a contactar con nosotros para ayudaros a impermeabilizar las cubiertas antes de que vengan las lluvias de otoño. Y si tenéis una fuga o filtración, contad con nuestro experimentado equipo para reparar cualquier tipo de humedades y dejarlo como si nada hubiera pasado.